¿Qué es una franquicia en un seguro?

El mundo del seguro puede ser complejo, por eso acá te brindamos información sobre este término para que puedas entenderlo mejor. 

En el contexto de los seguros, la franquicia es el total de dinero que el asegurado debe asumir por cuenta propia para cubrir el costo de los daños generados por un siniestro, según el contrato pactado previamente con la compañía aseguradora.

El importe a cargo del asegurado puede ser un porcentaje sobre el monto asegurado, sobre el valor del 0 km o puede ser un valor fijo. Generalmente, dicho importe se descuenta del reembolso que hace la aseguradora.

La aseguradora paga la diferencia si el daño sufrido en el siniestro tiene un costo de reparación superior a la franquicia pactada. Es decir, si el seguro cuenta con una franquicia de 5.000 pesos y el valor del daño asciende a 12.000 pesos, la indemnización del seguro será de 7.000 pesos, mientras que el asegurado será el responsable de pagar con sus recursos los otros 5.000 pesos. A su vez que, Si la franquicia es de 5.000 pesos y los daños equivalen a 4.300 pesos, el asegurado tendrá que pagar la totalidad debido a que el perjuicio sufrido es menor a la franquicia pactada. 

Cuando hablamos de franquicia, específicamente el ramo Automotores, nos referimos a los seguros contra todo riesgo o a algún adicional de daños como pueden ser los causados por granizo.  Por lo general el resto de las coberturas son sin franquicias. 
La franquicia se activa en el momento de la indemnización del siniestro. Una vez determinado el importe total del siniestro, se calcula la franquicia y ese importe será el que esté a cargo del asegurado.
El principal objetivo es que el asegurado procure evitar la ocurrencia de un siniestro o reducir sus efectos, ya que parte de los daños deberán ser soportados con su patrimonio. Tiene que ver con la colaboración mutua entre asegurado y compañía para cuidar el bien, y tiene también el beneficio conjunto de no atender reclamos pequeños que haría que la compañía tenga mucha carga administrativa con el consecuente incremento de precios del seguro.

El asegurado se ve beneficiado en la reducción del costo del seguro.

Mientras mayor es la franquicia, menor es el costo del seguro.

No existe un monto indicado, sino que dependerá de las preferencias de cada persona, teniendo  en cuenta la capacidad del asegurado de pagar el costo del seguro y sus posibilidades de encarar el pago de la franquicia en el caso de un siniestro.

Lo mejor es consultarle al Productor Asesor, quien podrá indicar cuál es la franquicia que mejor se adapta a las necesidades. Una correcta interpretación de la franquicia contratada es muy importante para evitar dolores de cabeza en el momento de un siniestro. Es importante asegurarse de comprender la póliza y consultar ante cualquier duda. 

Consultale a tu productor asesor o comunícate con nosotros a través de nuestras redes sociales. 
Conocé nuestros canales de contacto. 
Descubrí nuestra propuesta de valor.
Conocé su ubicación en todo el país.